jueves, 13 de febrero de 2020

Post del Viernes: NO estoy dispuesta

NO ESTOY DISPUESTA...

A pensar 
que no hay camino
que no puedo equivocarme,
que no me permitan ser diferente,
que ya es demasiado tarde,
que la educación no puede romper fronteras,
que el respeto pueda ganar al abuso y la arrogancia.

No estoy Dispuesta 

A permitirme sentir
que no puedo querer como lo hago,
que el mundo es peor que hace unos años,
que el alma se hace más pequeña por la falta de caricias,
que estamos de paso.

No estoy Dispuesta 
A creer
que el futuro que le dejamos a nuestros hijos y alumnos será mucho peor,
que el odio gobierna el mundo,
que el amor y el compromiso han pasado de moda,
que el respeto es antiguo,
que el primer paso siempre es intentarlo.

No estoy Dispuesta 
A aceptar
 responsabilidades que otros no quieren asumir,
pesos que ensucian el alma,
pensamientos que te dicen que ya es demasiado tarde,
la ignorancia y la arrogancia,
gritos o quejas que no son para mi,
 conflictos sin solución,
que la felicidad la merecen solo unos  pocos.

Estoy dispuesta
a vivir libremente,
a soñar a lo grande,
a viajar para seguir aprendiendo,
a leer para abrir mi mirada,
a pensar que existe gente maravillosa,
a sentir que todo el mundo tiene derecho a ser feliz,
a correr hasta que me canse.

Buen fin de semana a tod@s!

jueves, 6 de febrero de 2020

Post del Viernes: Cualquier cosa que haga será insignificante...pero es muy importante que la haga


Maravillosa frase para empezar esta entrada de blog. Quizás es insignificante lo que hacemos...pero ¿qué importancia tiene?

Esta semana he elegido hacer cosas que hasta ahora nunca había hecho, quizás para muchos insignificantes, para mi llenas de sentido por ser "un inicio". A mi edad, ¡y probando cosas nuevas!...La importancia del hecho no recae en la actividad o actividades realizadas (que no tienen quizás mucho valor para ser expuestas) sino en las situaciones y sentimientos que han derivado de las mismas y que he intentado analizar.

Me ha parecido interesante analizar esta situación: ¿qué sucede dentro de uno mismo cuando te enfrentas a algo nuevo (que has elegido)? Lo he personalizado para que la exposición sea totalmente real.

A la primera conclusión a la que he llegado es que he albergado dos sentimientos que podrían parecer opuestos pero que creo que no lo son porque acaban complementándose. El primero podría estar asociado a la ilusión  y el segundo a la inseguridad. La ilusión por aprender, por situarme delante de algo que nunca me había atrevido a hacer o que no había tenido la oportunidad de probar me ha estimulado, me ha obligado a esforzarme, a dar un plus más, a retocar mi organización y perder un poco de tiempo de descanso. Por otro lado, la sensación de inseguridad me ha llevado de nuevo a una doble dubitación: la primera era pensar ¿quién me manda a mi meterme en estos líos? (pregunta que en minutos acaba disipándose) y el segundo, la aparición de un cierto temor a no ser capaz de lograrlo, lo que me hacía sentirme algo insegura, temerosa e intranquila.

Pensando en estas opciones y vivencias me doy cuenta que está claro que cada uno debe elegir la forma en cómo quiere vivir pero yo cada vez estoy más convencida de saber cómo vivir la mía:  vivir sin "forzar" pero lanzándose. Esta "tendencia" me regala aprendizajes, tensión, lucidez, conocer a otras personas, analizar quién soy y cómo soy y cómo creo que son los demás...pensar que la pregunta: ¿Y por qué no? lleva siendo protagonista en muchas decisiones de mi vida me alegra y le permito que lo siga siendo. Además:

- Sentir que "elijo" me permite ganar seguridad y libertad.
- Soy consciente que buscando los extremos soy capaz de encontrar el equilibrio.
- Aprender a creer que quizás puedes, es el primer paso para intentarlo.
- Siento que en ocasiones la impaciencia solo me juega malas pasadas.
- Creo que he perdido impulsividad y he ganado capacidad de observación.
- Pienso que el inconformismo me desinstala y me mueve, el conformismo me mata.
- Aunque muchos no lo crean, lo que se consigue NO es cuestión de suerte sino de trabajo que muchas veces los otros no pueden ver o entender,
- Sentir que lo estoy dando todo por la ilusión de llegarlo a conseguir me mueve hacia ello y me hace feliz.
- Sentirse "diferente" no siempre es fácil.
Sé que cualquier cosa que haga es insignificante como impacto en "la humanidad" pero creo que sí que adquiere un importante nivel más "local" y especialmente personal, así que vale totalmente la pena. 
Así que creo que voy a seguir intentando hacer cosas INSIGNIFICANTES: para  equivocarme, para volverlo a intentar, para pensar y sentir que puedo y si no puedo...lo volveré a probar.

Así que amigo o amiga lector te doy un consejo: hazlo, y si dudas, tienes miedo o crees que es demasiado tarde: ¡hazlo igualmente!
Buen fin de semana de "probaturas" infinitas para tod@s!

jueves, 30 de enero de 2020

Post del Viernes: ¡SOLO te queda UN TERCIO de tu vida para gastar!


Me encuentro cerca de los 45 años, pidiendo permiso a la suerte, espero tener ocasión de vivir muchos años más. El paso de los años me ha hecho sentirme "orgullosa" de lo vivido, lo aprendido, lo viajado, lo locamente experimentado, lo elegido y lo equivocado (que aunque en su momento me ha hecho sufrir y preocuparme se ha convertido en lo que más me hizo aprender). Conozco personas que prefieren no decir su edad, opción totalmente respetuosa pero yo, con el paso del tiempo, pienso que esconder los dígitos que te acreditan cuanto hace que estás por este mundo debería ser el contenido de un cartel que deberíamos mostrar con orgullo.

La muerte reciente de algunas personas famosas como la de la escritora y periodista Clara Simó o del jugador de baloncesto Kobe Bryant nos recuerdan que esto de estar por "aquí" es algo finito. Además de estas muertes se suman la de dos padres del colegio donde imparto clases, muertes duras e inesperadas que te dejan sin habla.

El mes de enero me ha animado a reeler  algún libro. Uno de estos ha sido el titulado ¿Dónde está el límite? de Josef Ajram (Ed. Plataforma).Josef fue una persona muy significativa en un periodo de mi vida y al que le estaré siempre muy agradecida por su honrada disponibilidad en sumarse a los proyectos solidarios que me llevaron a hacer mi primera maratón y triatlón olímpica para recoger dinero para la lucha contra el cáncer infantil y la leucemia. De esta experiencia también salió mi primer libro para adultos: Femenino sin Límites, de la misma Editorial, un libro que me permitió explicar cómo enfoco yo algunos aspectos de mi vida relacionados con la búsqueda de objetivos y cómo logralos. Este me regaló conocer a gente maravillosa y a querer más si cabe el deporte.

En su libro Josef explica que hace tiempo alguien le explicó que un día debería estar fraccionado en 3 grandes partes:  8 horas dedicadas al trabajo, 8 horas para dormir y descansar y 8 horas para disfrutar de la vida.
Esta semana he estado reflexionando sobre ello y he llegado a las siguientes conclusiones:
- La vida es finita y NADIE sabe cuando llegará su hora: Carpe Diem!
- La vulnerabilidad asusta pero también te hace reaccionar.
- En un día disponemos de 1/3 de "vida" para disfrutarla, cada uno debe elegir cómo hacerlo.
- Haciendo cuentas, no dedico ni 8 horas a dormir ni 8 a disfrutar de mi tiempo libre.
- Mi trabajo coge un amplio número de horas al día.
- Me gusta mucho lo que hago, así que me pregunto si el tiempo dedicado al trabajo podría también considerarse como "diversión y disfrute".
- Cada vez me agobia más no tener tiempo para lo que deseo hacer. ¿Cómo me siento cuando esto ocurre? Especialmente nerviosa.
- Cuando dedico todo mi tiempo a una sola cosa me agobio y me siento desequilibrada.
- La mente es el órgano más potente que tenemos.
- Con el paso del tiempo opto por ser más radical en mis opciones y esto no siempre gusta a los demás.
- Siento que algunas personas cuestionan cómo "utilizo" mi tiempo, debe sobrarles mucho del suyo.
- Me hace sonreír las personas que me dicen: ¡Deja ya de hacer cosas nuevas! ¡Deja de estudiar, de correr, ...! Creo que cuando esto suceda ya no estaré en este mundo.
- No me gusta que me pongan límites.
- La multi-actividad está infravalorada.
- Cada vez soy más fan de ser un earlybird (4.10). A quien madruga...le da más tiempo de hacer cosas antes de ir a trabajar...
- ¿Podremos disponer de tiempo cuando esta primera vida se haya acabado?

Feliz fin de semana a tod@s lleno de VIDA!

"El miedo a la muerte se debe al miedo a la vida. Un hombre que vive plenamente está preparado para morir en cualquier momento".
Mark Twain

jueves, 23 de enero de 2020

Post del Viernes: Saber ganar perdiendo y aprender a perder ganando

Saber ganar perdiendo y aprender a perder ganando.

Este es el "mantra" que me ha llevado esta semana a preparar mis "cuadros de mando" y mis listas sobre el trabajo que quiero realizar hasta el mes de noviembre. Después de unos días algo inquieta, dubitativa y hasta temerosa he sido capaz de organizar y equilibrar lo que decía mi mente y mi corazón, mis responsabilidades y mis ganas de intentar todo aquello que aun no he probado pero que ronda por mi mente hace ya algún tiempo.
He hablado aquí alguna vez y explicado en qué consiste la realización de los cuadros de mando (una herramienta organizativa que a mi me va muy bien ya que me clarifica, me ayuda a ordenar mi tiempo, me hace ser mucho más productiva y a tener claras mis prioridades). Si quieres descubrir en qué consiste puedes descubrirlo en http://lopeziglesiasiolanda.blogspot.com/2017/11/post-del-viernes-planifica-tu-vida.html.

En el fondo me gustan estos periodos y procesos. Pero lo más interesante de estos días es el análisis que he intentado hacer en relación a mis prioridades y sobre los sentimientos y estados que se han generado dentro de mi a partir de estas elecciones destacando:

- La sensación de "sentirme perdida" en mi propia mente.
- Tener la sensación de dubitación en relación a alguna de ellas.
- Pensar que quizás ya era demasiado "mayor" o demasiado tarde para intentarlo.
- Ilusión controlada como si fuese una niña pequeña.
- Ganas de compartirlo con otras personas,
- Cierto miedo escénico.
- Preferir no compartirlo hasta el momento.
- Sentimiento de "desbordamiento" por el volumen de trabajo.
- Sentir que en muchas ocasiones lo que sale de la norma no encaja.

Me voy a seguir auto-exijiendo esa "ultraproductividad" para realizar todo lo que deseo y soy consciente que deberé de tirar de motivación, constancia y persistencia especialmente en los momentos en que las cosas no salgan a la primera o como esperaba. Mis responsabilidades como Responsable Pedagógica de 22 colegios que me exigen un alto grado de dedicación, el "salto deportivo" que me apetece realizar y será guiado por Judith Koratchan (Triatleta profesional y entrenadora nacional de triatlon http://judithcorachan.com/ )y acabar el doctorado en el que llevo trabajando hace ya 4 años van a convertirse en algunos de estos grandes motivaciones ...los demás proyectos, ya elegidos, espero irlos explicando cuando crea que debo hacerlo. Cabeza, ilusión, flexibilidad y constancia... y ¿Por qué no intentarlo?


Buen fin de semana llevo de tiempo para tod@s!


“Tu tiempo es limitado, así que no lo desperdicies viviendo la vida de otro… vive tu vida. Todo lo demás es secundario.” 
Steve Jobs.

jueves, 16 de enero de 2020

Post del Viernes: ¡Hazlo! Y si tienes miedo, hazlo con miedo


Hazlo.
Inténtalo otra vez.
Porque si tú no lo haces, nadie lo hará por ti.
Así de sencillo, así de real.
Haz lo que sientes que has de hacer
Haz aquello que creas que hace engrandecerte muy adentro como si todo fluyera,
como si no hubiese un mañana ni un después.
Haz lo que dices.
Haz lo que crees que puedes cambiar.
Porque sucederá, hoy o mañana, pero pasará.
Hazlo, ¿a qué esperas?
Hazlo sin pensar.
Hazlo sin evaluar.
Hazlo sin esperar.
Hazlo porque sí.
Piénsalo de nuevo por última vez.
¿Y por qué no?
¿Por qué iba a salir mal?
Nada puede ser tan fácil que hacer lo que crees que debes hacer.
Y si te equivocas ¿qué?
¿Hasta cuándo quieres esperar?
 ¿Cuándo se acabe el tiempo?
¿Cuándo pierdas la esperanza?
¿Cuándo sea demasiado tarde?
¿Cuándo tu ilusión haya caducado?
¿Cuándo tu cuerpo o tu mente no te sigan?
¿Qué importa que la gente no lo entienda?
¿Qué importancia adquiere este hecho?
Si tienes que marchar, vete.
Si tienes que optar, elige.
Si tienes que cambiar, modifica.
Si tienes que continuar, progresa.
Si tienes que pensar, razona.
Si tienes que avanzar, hazlo hacia delante,
pero HAZLO.

Captar, asimilar y saber utilizar lo que se nos proporciona a través de experiencias y mantenerse fiel a uno mismo nos lleva a la satisfacción y plenitud personal.
Buen fin de semana a tod@s!
Vamos a ello!



jueves, 9 de enero de 2020

Post del Viernes: Propósitos, decisiones y equilibrio....mucho equilibrio

En este 2020, donde retomo el blog esperando que todo aquel que quiera me acompañe, empiezo a dar los primeros pasos para definir "mis propósitos" sobre  aquello por lo que me gustaría trabajar y conseguir. El mes de diciembre, especialmente, durante sus últimas semanas, me permitieron evaluar el intentísimo año 2019. La distancia me hizo percatarme de todo lo vivido y disfrutado y también de los errores realizados, de los que espero haber aprendido. Uno de los que soy más consciente es esperar que los demás piensen, sientan o entiendan igual o con la misma "intensidad" a la mía,  desde el mismo enfoque o desde la misma "prioridad" que atribuyo yo a un hecho o a una decisión. Sé que es una posición que parece algo egoísta, quizás realmente lo sea.  Le doy una vuelta más y entiendo que la prioridad o intensidad que le pongo yo a las cosas difiere, en algunos momentos, a la de los demás. Entiendo que debería ser capaz de poder trabajar por un objetivo sabiendo leer mejor cada momento. Esto me haría sufrir y desgastarme mucho menos y no malgastar energía quizás donde no toca.
La segunda reflexión recae en darme cuenta que cuando perdemos el equilibrio personal perdemos el camino, nos alejamos de nuestra esencia y dejamos de focalizar en lo que realmente es importante y olvidarte de lo que pasa a tu alrededor. Saber lo que quieres te hace más libre pero también entiendo que debe hacerte más prudente y observador para precisar cuales son las mejores decisiones a tomar para que los demás puedan tomar las suyas sin pesos añadidos.

Al año 2020 le pido que sea un año sereno, donde pueda trabajar por lo que creo, quiero y siento. Es el momento de seguir creyendo, el momento de optar, de romper con algunas cosas y atarse a otras, de canalizar la curiosidad y creatividad en algunos proyectos concretos. Es el momento de pedir poco y trabajar mucho. El momento de seguir caminando porque nada pasa por casualidad ni en dos ocasiones. Así que tocará definir y redifinir y dar un paso adelante en algunos aspectos y proyectos.


Desde hace años escribo un listado de mis deseos y propósitos y me percato que este ha ido cambiando muchísimo con el tiempo. Después de algún tiempo dedicado a la evaluación y la reflexión doy por acabado el listado de propósitos para el 2020 donde concreto objetivos a nivel personal, profesional y deportivo, concretando algunas metas personales y algunas compartidas (que doblan mi felicidad). Releo, las reviso y me ilusionan mucho, otras me asustan un poco pero he decidido  escribirlas para darme cuenta que quiero intentarlo hasta el final y otras habrá que acabar de concretarlas un poco más para poder cuadrar las obligaciones profesionales con estos proyectos. Espero compartir algunas de ellas muy pronto en este espacio que vuelve a convertirse en un lugar para seguir reflexionando, creciendo y sobre todo disfrutando, transmitiendo lo que pasa por mi mente, sin ninguna pretensión más.

De nuevo, gracias 2019, bienvenido 2020. 
Buen fin de semana lleno de grandes propósitos a tod@s!

jueves, 2 de enero de 2020

Post del Viernes: Hoy es un día cualquiera para volver a escribir...

Retomar no es mirar atrás.
Reemprender es beneficiarse de lo vivido y aprendido.
Hoy es un día cualquiera para volver a escribir.

Miro atrás y recuerdo cuando decidí dejar de escribir en este blog. Varias fueron las razones que ahora pierden cualquier tipo de importancia. 189.517 era el número de visitas que me permitían despedirme y dar las gracias por las lecturas de muchas personas, en un mes de junio donde la cabeza no daba para más y el agotamiento me hizo perder la ilusión por una de mis grandes pasiones: escribir.


Durante este tiempo he pensado en el blog, pero, si soy sincera, nunca en retomarlo. ¿Y por qué ahora? Pues la verdad es que en un inspirador run el día 31 de diciembre, dedicado a hacer un personal balance de la década que abandonábamos, me hizo darme cuenta que lo que recuerdo más de estos últimos 10 años no son fechas concretas sino los buenos momentos pasados con buenas personas,  con las que no dejo de aprender, de reir, de compartir; los países visitados, las pruebas atléticas donde he podido participar y la escritura en muchas ciudades diferentes. La mente siempre tiende a olvidar aquello que no quieres recordar así que no me esforzaré a hacerlo. ¿Por qué revivir algo que en su día nunca quise que pasase?

Y así estrenamos un 2020 al que le pido salud e ilusión como la tengo en su inicio. Donde los propósitos personales, profesionales, deportivos brotan en mi mente y van cogiendo forma. Algunos de ellos fijados en el calendario, otros a medio confirmar pero abierta a lo que esté por venir. En muchos ya llevo trabajando, otros se iniciarán por primera vez. Propósitos que van a exigirme trabajo duro que estoy dispuesta a hacer. Sé que también me exigirán optar, abandonar y quizás retomar, como lo hago con este blog, por decisión y necesidad personal. Quiero un 2020 sin rupturas pero con nuevas opciones, sin permitirme mirar fuera antes de haber entendido lo que pasa dentro, sin especular por encima de comprobar, sin molestar pero sin permitir que otros frenen mis propósitos porque puedan interpretar que no son importantes o no es el momento de trabajar por ello, con curiosidad, autocrítica y teniendo claro aquello que no quiero renunciar. Objetivos que me gustaría compartir en un próximo post...Algunos no entenderán la importancia de los mismos. Pero ¿quién soy yo para exigir que lo hagan?

Resumiría el año que hemos abandonado con palabras: Dani Campeón, todos juntos, siempre juntos, viajes, Signa Tour, Tesis y Holanda, Marathon World Majors (New York y Berlín), Menorca, Noruega, Fuerteventura y Playitas, Camino de Santiago, Andorra. Sería injusta no agradecer todos los aprendizajes y el cariño recibido sin que a veces sienta que me lo merezca. Gracias por las miradas, los "t'estimo", por la amistad, por el trabajo en equipo. Me siento privilegiada por muchos motivos: por la confianza de los "más míos", por su "adelante", por "no abandones", por los silencios que tanto curan y enfortecen, por ¿lo hacemos juntos?, por dedicarme a lo que me apasiona, por poder disfrutar de los momentos intensamente y a la vez más serenamente, especialmente de mis hobbies, por tener sueños por cumplir, por sentir fuerza para conseguirlos y querer acercarme a ellos.

Deseo para este 2020 a tod@s mucha salud, momentos que nos enriquezcan y nos ayuden a vivir en equilibrio. Las horas de trabajo, de esfuerzo y compromiso me comprometo yo a realizarlas, no se preocupe. Porque cada acto debe convertirse en una oportunidad. Ojalá que muchos vuelvan a acompañaré en esta nueva etapa de Discere...y sino aquí estaré para cuando apetezca volver a pasear por él, en el Post del Viernes y quizás en algún momento más.

Adiós 2019, Bienvenido 2020... Happy New Year!