jueves, 16 de enero de 2020

Post del Viernes: ¡Hazlo! Y si tienes miedo, hazlo con miedo


Hazlo.
Inténtalo otra vez.
Porque si tú no lo haces, nadie lo hará por ti.
Así de sencillo, así de real.
Haz lo que sientes que has de hacer
Haz aquello que creas que hace engrandecerte muy adentro como si todo fluyera,
como si no hubiese un mañana ni un después.
Haz lo que dices.
Haz lo que crees que puedes cambiar.
Porque sucederá, hoy o mañana, pero pasará.
Hazlo, ¿a qué esperas?
Hazlo sin pensar.
Hazlo sin evaluar.
Hazlo sin esperar.
Hazlo porque sí.
Piénsalo de nuevo por última vez.
¿Y por qué no?
¿Por qué iba a salir mal?
Nada puede ser tan fácil que hacer lo que crees que debes hacer.
Y si te equivocas ¿qué?
¿Hasta cuándo quieres esperar?
 ¿Cuándo se acabe el tiempo?
¿Cuándo pierdas la esperanza?
¿Cuándo sea demasiado tarde?
¿Cuándo tu ilusión haya caducado?
¿Cuándo tu cuerpo o tu mente no te sigan?
¿Qué importa que la gente no lo entienda?
¿Qué importancia adquiere este hecho?
Si tienes que marchar, vete.
Si tienes que optar, elige.
Si tienes que cambiar, modifica.
Si tienes que continuar, progresa.
Si tienes que pensar, razona.
Si tienes que avanzar, hazlo hacia delante,
pero HAZLO.

Captar, asimilar y saber utilizar lo que se nos proporciona a través de experiencias y mantenerse fiel a uno mismo nos lleva a la satisfacción y plenitud personal.
Buen fin de semana a tod@s!
Vamos a ello!



jueves, 9 de enero de 2020

Post del Viernes: Propósitos, decisiones y equilibrio....mucho equilibrio

En este 2020, donde retomo el blog esperando que todo aquel que quiera me acompañe, empiezo a dar los primeros pasos para definir "mis propósitos" sobre  aquello por lo que me gustaría trabajar y conseguir. El mes de diciembre, especialmente, durante sus últimas semanas, me permitieron evaluar el intentísimo año 2019. La distancia me hizo percatarme de todo lo vivido y disfrutado y también de los errores realizados, de los que espero haber aprendido. Uno de los que soy más consciente es esperar que los demás piensen, sientan o entiendan igual o con la misma "intensidad" a la mía,  desde el mismo enfoque o desde la misma "prioridad" que atribuyo yo a un hecho o a una decisión. Sé que es una posición que parece algo egoísta, quizás realmente lo sea.  Le doy una vuelta más y entiendo que la prioridad o intensidad que le pongo yo a las cosas difiere, en algunos momentos, a la de los demás. Entiendo que debería ser capaz de poder trabajar por un objetivo sabiendo leer mejor cada momento. Esto me haría sufrir y desgastarme mucho menos y no malgastar energía quizás donde no toca.
La segunda reflexión recae en darme cuenta que cuando perdemos el equilibrio personal perdemos el camino, nos alejamos de nuestra esencia y dejamos de focalizar en lo que realmente es importante y olvidarte de lo que pasa a tu alrededor. Saber lo que quieres te hace más libre pero también entiendo que debe hacerte más prudente y observador para precisar cuales son las mejores decisiones a tomar para que los demás puedan tomar las suyas sin pesos añadidos.

Al año 2020 le pido que sea un año sereno, donde pueda trabajar por lo que creo, quiero y siento. Es el momento de seguir creyendo, el momento de optar, de romper con algunas cosas y atarse a otras, de canalizar la curiosidad y creatividad en algunos proyectos concretos. Es el momento de pedir poco y trabajar mucho. El momento de seguir caminando porque nada pasa por casualidad ni en dos ocasiones. Así que tocará definir y redifinir y dar un paso adelante en algunos aspectos y proyectos.


Desde hace años escribo un listado de mis deseos y propósitos y me percato que este ha ido cambiando muchísimo con el tiempo. Después de algún tiempo dedicado a la evaluación y la reflexión doy por acabado el listado de propósitos para el 2020 donde concreto objetivos a nivel personal, profesional y deportivo, concretando algunas metas personales y algunas compartidas (que doblan mi felicidad). Releo, las reviso y me ilusionan mucho, otras me asustan un poco pero he decidido  escribirlas para darme cuenta que quiero intentarlo hasta el final y otras habrá que acabar de concretarlas un poco más para poder cuadrar las obligaciones profesionales con estos proyectos. Espero compartir algunas de ellas muy pronto en este espacio que vuelve a convertirse en un lugar para seguir reflexionando, creciendo y sobre todo disfrutando, transmitiendo lo que pasa por mi mente, sin ninguna pretensión más.

De nuevo, gracias 2019, bienvenido 2020. 
Buen fin de semana lleno de grandes propósitos a tod@s!

jueves, 2 de enero de 2020

Post del Viernes: Hoy es un día cualquiera para volver a escribir...

Retomar no es mirar atrás.
Reemprender es beneficiarse de lo vivido y aprendido.
Hoy es un día cualquiera para volver a escribir.

Miro atrás y recuerdo cuando decidí dejar de escribir en este blog. Varias fueron las razones que ahora pierden cualquier tipo de importancia. 189.517 era el número de visitas que me permitían despedirme y dar las gracias por las lecturas de muchas personas, en un mes de junio donde la cabeza no daba para más y el agotamiento me hizo perder la ilusión por una de mis grandes pasiones: escribir.


Durante este tiempo he pensado en el blog, pero, si soy sincera, nunca en retomarlo. ¿Y por qué ahora? Pues la verdad es que en un inspirador run el día 31 de diciembre, dedicado a hacer un personal balance de la década que abandonábamos, me hizo darme cuenta que lo que recuerdo más de estos últimos 10 años no son fechas concretas sino los buenos momentos pasados con buenas personas,  con las que no dejo de aprender, de reir, de compartir; los países visitados, las pruebas atléticas donde he podido participar y la escritura en muchas ciudades diferentes. La mente siempre tiende a olvidar aquello que no quieres recordar así que no me esforzaré a hacerlo. ¿Por qué revivir algo que en su día nunca quise que pasase?

Y así estrenamos un 2020 al que le pido salud e ilusión como la tengo en su inicio. Donde los propósitos personales, profesionales, deportivos brotan en mi mente y van cogiendo forma. Algunos de ellos fijados en el calendario, otros a medio confirmar pero abierta a lo que esté por venir. En muchos ya llevo trabajando, otros se iniciarán por primera vez. Propósitos que van a exigirme trabajo duro que estoy dispuesta a hacer. Sé que también me exigirán optar, abandonar y quizás retomar, como lo hago con este blog, por decisión y necesidad personal. Quiero un 2020 sin rupturas pero con nuevas opciones, sin permitirme mirar fuera antes de haber entendido lo que pasa dentro, sin especular por encima de comprobar, sin molestar pero sin permitir que otros frenen mis propósitos porque puedan interpretar que no son importantes o no es el momento de trabajar por ello, con curiosidad, autocrítica y teniendo claro aquello que no quiero renunciar. Objetivos que me gustaría compartir en un próximo post...Algunos no entenderán la importancia de los mismos. Pero ¿quién soy yo para exigir que lo hagan?

Resumiría el año que hemos abandonado con palabras: Dani Campeón, todos juntos, siempre juntos, viajes, Signa Tour, Tesis y Holanda, Marathon World Majors (New York y Berlín), Menorca, Noruega, Fuerteventura y Playitas, Camino de Santiago, Andorra. Sería injusta no agradecer todos los aprendizajes y el cariño recibido sin que a veces sienta que me lo merezca. Gracias por las miradas, los "t'estimo", por la amistad, por el trabajo en equipo. Me siento privilegiada por muchos motivos: por la confianza de los "más míos", por su "adelante", por "no abandones", por los silencios que tanto curan y enfortecen, por ¿lo hacemos juntos?, por dedicarme a lo que me apasiona, por poder disfrutar de los momentos intensamente y a la vez más serenamente, especialmente de mis hobbies, por tener sueños por cumplir, por sentir fuerza para conseguirlos y querer acercarme a ellos.

Deseo para este 2020 a tod@s mucha salud, momentos que nos enriquezcan y nos ayuden a vivir en equilibrio. Las horas de trabajo, de esfuerzo y compromiso me comprometo yo a realizarlas, no se preocupe. Porque cada acto debe convertirse en una oportunidad. Ojalá que muchos vuelvan a acompañaré en esta nueva etapa de Discere...y sino aquí estaré para cuando apetezca volver a pasear por él, en el Post del Viernes y quizás en algún momento más.

Adiós 2019, Bienvenido 2020... Happy New Year!

jueves, 13 de junio de 2019

Post del Viernes: Para DECIR ADIÓS ¡189.517 GRACIAS!

Nadie nos enseña a decir adiós. Nadie nos explica cómo cerrar una etapa porque siempre asociamos esta acción a algo triste, algo que nos deja como "huérfanos", algo que ya no volverá. Decir adiós se relaciona a una pérdida pero yo, en estos momentos, lo asocio con optar y con nuevas oportunidades.

Ha sido un curso intensísimo, repleto de trabajo, de viajes, de horas de estudio e investigación, de presentar Signa (el nuevo modelo pedagógico para los colegios de Compañía de María-Lestonnac) al que dediqué, con el gran equipo con el que trabajo, casi un año para escribirlo y ahora ha tocado presentarlo. Un modelo que habla de personalización del aprendizaje, la única opción que considero posible para responder las demandas y necesidades del alumnado actual. Un curso con alguna mala noticia que me guardo, que acompaño y de las que no comento más por respeto a terceros. Un curso que no ha acabado porque toca evaluarlo bien y establecer propuestas de mejora que puedan hacernos mejores y más efectivos.
Como siempre me gusta relacionar mi vida a los números porque me permiten describir lo que he hecho y, especialmente, vivido: números llenos de significado y aprendizajes que desde septiembre hasta el día de hoy pueden resumirse en:

-  31 visitas a los 22 colegios que coordino pedagógicamente, repartidos por toda España.
- 54 viajes en tren de larga distancia.
- 19 viajes en avión.

Viajes y más viajes que en ocasiones me nutren y a la vez me agotan, pero con los que disfruto y especialmente aprendo. Además he podido vivir:

- 1 maratón en New York, 2 medias maratones (Barcelona y Vías Verdes) y una ultratrail (Menorca) que me siguen llenando de ilusión poderlas preparar. Correr me da vida, libertad y estabilidad. He entrenado estas pruebas en más de 26 ciudades, así que las pruebas han sido trocitos de entrenamientos matutinos muy variados marcados por la constancia y el compromiso.

- 1 beca investigativa que me ha llevado a colaborar, durante un mes, con la Universidad de Nijmegen (Holanda) con la que voy a seguir colaborando, noticia que me hace muy feliz.

- Cientos de runnings acompañada por los postcads de Rich Roll www.richroll.com (que me han permitido cumplir con mi clase de inglés diaria).

- 4 libros y cientos de "papers" leídos para seguir investigando sobre educación, alta capacidad y desarrollo del talento, evaluación, nuevas metodologías...

- Un nuevo reto solidario-deportivo que espero que muy pronto pueda vivir...

Hace 8 años que soy blogger y hoy toca explicar que digo adiós a serlo.  Mi primer blog se creó para explicar mis retos solidarios para conseguir dinero para los niños con cáncer y sus familias que viven en la Casa de los Xuklis de la asociación AFANOC https://lacasadelsxuklis.org/ y mis entrenos con Josef Ajram, al que estaré siempre agradecida por su apoyo y colaboración. Josef apoyó en dos ocasiones mi sueño de poder difundir la importancia que adquiere la investigación en la curación del cáncer, un sueño por el que seguiré trabajando. Josef no me conocía de nada y nunca dudó en que era un gran proyecto, así que feliz de haberlo podido conocer como deportista y especialmente como persona. Desde aquí le deseo toda la suerte del mundo!

Este será el último post de un blog que empezó con el nombre de Femenino sin Límites (acogiendo el nombre de mi libro Femenino sin Límites, mucho más que una maratón de la Ed. Plataforma) para pasar a ser Discere. Un blog que durante años ha recogido, como mínimo, dos post semanales escritos en muchas ciudades y países diferentes: España, Nueva Zelanda, EEUU, Finlandia, Japón, Canadá, Holanda... Un blog que he cuidado con máxima sensibilidad y con el que me he comprometido y disfrutado muchísimo. Un blog que me ha permitido escribir por mi necesidad de expresar qué iba viviendo,  que me ha acompañado en mi crecimiento como "escritora" y especialmente como persona y deportista, un blog que me ha hecho leer y pensar mucho...

Me gusta mucho escribir, muchísimo.  Los que me conocen saben que me apasiona leer (pasión heredada de mi padre) y también escribir en esas libretas o papeles que siempre llevo encima.  Pero creo que ha llegado el final por muchas razones: por lo que disfruto escribiéndolo (quizás parece una oposición pero no lo es en absoluto), por el tiempo que dedico a él (que me "roba" y no me permite escribir otras cosas) y, especialmente, por los proyectos que tengo en mente y que estoy cerrando para el próximo curso que me exigirán más viajes, escribir otro tipo de cosas y otros planes que ojalá puedan hacerse realidad.

Así que qué mejor que utilizar el número de entradas de este blog 189. 510 para agradecer a todos aquellos que alguna vez hayan dedicado unos minutos de su tiempo a leer lo que escribía, a pasar por este sencillo espacio, a discutir delante de un café alguna idea expresada en el post del viernes...

Desde aquí mucha SALUD y suerte para todos desde el más sencillo agradecimiento. Hasta siempre...
Iolanda López (ex-blogger)



lunes, 10 de junio de 2019

La FOTO del Martes: Mirar al cielo

Mirar hacia el cielo y saber que no estás solo.
Que hay muchos que están ahí, 
aunque parece que en ocasiones se te olvide.
Mirar al cielo y sentirse más libre.
Mirar al cielo y respirar para seguir disfrutando.
Mirar al cielo y seguir agradeciendo.
Mirar al cielo y continuar...


jueves, 6 de junio de 2019

Post del Viernes: El mundo es simple y complejo a la vez...

Esta semana reflexionaba cómo una misma situación puede ser simple y compleja a la vez y cómo las personas nos enfrentamos a ellas. Me explico. Delante de las situaciones que tenemos que afrontar en la vida, muchas de ellas ni buscadas ni esperadas, hay personas que buscan una solución analizando el momento, los hechos y los  protagonistas que intervienen en ella  dando vueltas y más vueltas hasta que se decide por una opción y posteriormente, actúa. Otro grupo de personas, prefiere, dejarse de tanto análisis  y actuar más rápidamente.

Todos deseamos que las cosas vayan bien, está dentro de nuestra condición humana, pero a veces los humanos insistimos en dedicar demasiado tiempo y fuerza en el análisis más que en buscar una solución, intentando controlar lo que nos sucede. Este hecho nos agota, hace que nuestra energía cerebral vaya reduciendo, que nos cueste ser objetivos y perdamos la capacidad de "inhibición temporal" delante de una situación. Con la pérdida de esta plasticidad, nuestro equilibrio personal disminuye y esto nos perjudica porque influye directamente en nuestra forma de decidir.

Delante de una situación, tan perjudicial puede ser analizarla en exceso como no hacerlo. Estoy convencida que la clave está en encontrar el punto preciso, optimizando nuestra fuerza a medida que nos encaramos a todo lo que sucede. Además, optimizar el tiempo y los recursos para dar respuesta a nuestras necesidades, intentar equilibrar cabeza y corazón, aprender a gestionar el estrés, tener un buen descanso imprescindible para nuestra salud física y cerebral y sumar mucho, mucho, mucho entrenamiento cognitivo fortalerá nuestras capacidades y habilidades en el momento de optar. Por último, tirar de memoria y aprendizajes, compartir lo que nos sucede con nuestra red de amistades y contactos e imitar actuaciones de otras personas nos puede ayudar a decidir y a poder conseguir los retos que nos proponemos. Así, pienso que trabajar todo lo que nos enfortece nos permite sentirnos más fuertes y también  más seguros...¿Quién no quiere vivir en un mundo más sencillo?
Buen fin de semana para tod@s!