jueves, 24 de septiembre de 2020

Post del Viernes: Eso que tú me das...

En los últimos meses muchas personas  nos han dejado por este dichoso virus que no acaba de desaparecer o por alguna enfermedad que aún no somos capaces de curar. Una de las que más me han impactado y resonado fue la de Pau Donés, cantante de Jarabe de Palo.


Como supongo que os pasa también a vosotros, muchas son las canciones de este grupo que podría asociar a algún momento de mi juventud, especialmente a aquellos veranos infinitos donde no importaban las distancias.  Recuerdo uno muy intenso en Mallorca marcado por la famosa Flaca..y es ahora cuando me doy cuenta de que una canción te permite guardar recuerdos únicos e imborrables.

En una de las últimas entrevistas que le hicieron a Pau expresaba que creía que las personas estamos acostumbrados a ser escuchados y no tanto a escuchar. También a pedir y recibir mucho más que dar. ¿Y si todos nos diésemos de que realmente es  así? ¿Y si modificásemos nuestras actitudes por el bien ajeno? ¿Y si dedicásemos más energía a observar un poco más fuera y dejar de estar mirando siempre hacia dentro?

Analizo mi forma de actuar y me siento inmensamente agradecida por todo lo que recibo de los demás y, por supuesto, muchas veces me cuestiono si soy merecedora de ello. Palabras de aliento, risas o miradas compartidas, palabras que hacen que la confianza te suba y te sientas más segura y menos sola. Me gustaría ser recíproca con todos ellos y me cuestiono si lo consigo llegando a la conclusión de que no siempre.

Pau se fue regalándonos una maravillosa canción que escribió para agradecer la generosidad que había recibido durante toda su vida. ¡Qué maravillosa y qué capacidad el quererse despedir de la vida dando las gracias! Espero que allí donde esté me permita utilizarla para hacer lo mismo, agradecer a todo aquel que algún día me ha dedicado una palabra, un gesto o un silencio que me ha permitido sentirme algo más feliz...realmente me seguiré esforzando para ser capaz de observar y escuchar más a todo lo que tengo a mi alrededor...un bonito propósito.

¡Buen fin de semana para tod@s lleno de agradeciendo!

jueves, 17 de septiembre de 2020

Post del Viernes: Ilusiones que flotan en el aire

Parece que en el momento que estamos viviendo nuestras ilusiones no tengan permiso para expresarse con libertad. Al no hacerlo, pierden fuerza y desaparecen con rapidez...muchas de ellas para siempre.

Parece que para muchos se hayan esfumado porque no somos capaces de mirarlas directamente a la cara.

Parece que tengamos miedo a soñar.

¿Cuáles son los motivos? ¿Por qué nos asusta volvernos a ilusionar?


Este virus ha impactado directamente en toda la humanidad. A todos, de forma física y psíquica, pero esta vez ha sido a todos. Quizás algunos pueden presumir de haberlo vivido con más suerte, otros acarrean secuelas después de meses o la pérdida de algún familiar. Pero todos, absolutamente todos, estamos tocados por este virus que llegó casi sin hacer ruido y parece que no quiera volver a marchar. De muchas maneras nos ha condicionado: ha influido en nuestras decisiones, nos ha acobardado, nos ha intimidado de tal forma que tenemos miedo a tocar o a besar.  Me pregunto si nos merecemos vivir así. Me interpelo y creo que no. Aunque sea con prudencia pienso que debemos seguir caminando, sin miedos que nos bloqueen, que nos saturen de forma tan violenta que no nos dejen avanzar ni un solo paso. 

Cada persona está llamada a ser dueña de su propia vida decidiendo lo que puede o no puede hacer y cómo debe hacerlo. Debe tener la libertad para planificar sus actos y entrelazar nuevos planes.Me autoexijo a entender este tiempo como un impasse entre el pasado y el futuro. Aprendiendo a surfear el proceso de desconocimiento que estamos viviendo, sin olvidar los riesgos pero sin quedarme inmóvil intentando tener una perspectiva de futuro lo más serena posible. Intento dedicar este periodo a seguir eligiendo, quizás con más demora que anteriormente, pero intentando aprender a flotar sin tanto peso que llegue a robarme la vida. Porque VIDA, dicen, que solo hay una.

Buen fin de semana para tod@s!

jueves, 10 de septiembre de 2020

Post del Viernes: Promesas que nos ATAN a la vida

Piensa en la última promesa que hiciste. 
¿Cumplida?
 ¿Cómo fuiste capaz de conseguirla?
 Y si no es así, ¿qué lo impidió?


El mes de septiembre se caracteriza por ser un periodo de tiempo en el que muchas personas se proponen  hacer modificaciones en su vida las cuales les exigirán cambios personales y conductuales. Muchos de estos propósitos son formulados como "promesas". En cambio, otro grupo de la población, no piensa o siente que tenga que hacer este ejercicio introspectivo y muchas veces transformador.

Los cambios no son fáciles. Ponerse en camino, atreverse a modificar para poder acabar celebrando que el esfuerzo y la constancia te ha llevado a conseguir o a acercarte a aquello que deseas modificar se convierte, en muchas ocasiones, en un camino arduo y exigente. Quien haya conseguido dejar de fumar, adelgazar o empezar a hacer un poco de deporte después de mucho tiempo seguro que sabe a qué tipo de esfuerzo me estoy refiriendo.

No seré yo la que diga si es bueno o necesario establecerse nuevos propósitos en épocas como estas.Tener la  capacidad de conseguir lo que te propones tiene ventajas que se manifiestan en transformaciones muy interesantes a nivel personal pero cada vez estoy más convencida de que tiene que ser un ejercicio que salga de cada uno, de una necesidad interna, sin obligaciones ni imperativos. Saber elegir lo que quieres cambiar te ayuda también a percatarte de lo que ya está bien y no necesitas modificar. Tan importante es saber lo que hay que modificar como lo que hay que mantener. 

Existen propósitos de diferente tipología ...y habitualmente los que más cuestan son los que nos tocan muy adentro. Los que al pensarlos nos interpelan, nos hacen estremecer o poner la piel de gallina o nos atan mucho más a la vida desde el compromiso.

Plantearse un cambio es un valiente paso para conocerse un poco mejor... ¿no puede ser un buen objetivo inicial  de curso? Si nos tienen que atar más a la vida quizás es interesarlo pensarlo...

Buen fin de semana para tod@s lleno únicamente de promesas elegidas...

jueves, 3 de septiembre de 2020

Post del Viernes: Aceptar: la clave para volver a empezar

No ha sido un verano fácil para muchas personas. La incerteza, los continuos rebrotes por culpa del COVID, la complicada situación económica que viven muchas familias lo ha convertido en un periodo de tiempo descafeinado y, para muchos, un verano muy diferente a otros. A nivel personal, lo empecé de forma contrariada, ya que tuve un accidente entrenando con la bicicleta de carretera cosa que me hizo pasar por el quirófano para reconstruir parte del brazo derecho. 

Muchos son los pensamientos, aprendizajes y a las conclusiones a las que he podido llegar durante estos meses y que me gustaría compartir en este primer post del nuevo curso:

- El miedo paraliza. 
- El dolor acobarda, asusta y desespera.
- Es posible que una persona se rompa por dentro pero después que se reconstruya.
- Dar gracias por un hecho complicado no es un acto positivo, es asumir que podría existir una situación diferente y mucho más complicada.
- Llorar es de valientes.
- Aceptar no es renunciar a nada, es vivir con realismo el momento presente.
- Rodearte de personas buenas te hace mejor persona.
- La vida te pone continuamente a prueba, te da sustos pero también te premia.
- La lectura cura la mente y el alma.
- Sentirse querida te hace sentir más fuerte.
- Renunciar a los sueños y planes temporalmente te debilita inicialmente pero te llena de fuerza para seguir hacia delante.
- La constancia es mucho más poderosa que la inteligencia o el talento.
- Dejarse ayudar es una cura de humildad.
- Las limitaciones físicas hacen llorar y desesperarse pero también buscar soluciones que nunca hubieses imaginado.
- Las cosas no pasan por casualidad.
- Enfadarse delante de lo que sucede te hace perder un tiempo muy valioso.
- Tendemos a hacer interpretaciones de todo y de todos y sería mucho más fácil preguntar antes de hacerlas.
- El deporte es una gran medicina.

De este verano me quedo con la capacidad que tiene el ser humano para adaptarse a las situaciones que le toca vivir. A veces lo hace por pura supervivencia, otras con el objetivo de seguir superándose. He entendido que la vida no la podemos controlar como nos gustaría y que aprender a vivir con incerteza te permite vivir con más tranquilidad y paz. Sé que hay muchas personas que están pasando por situaciones mucho más graves que la mía y desde aquí les envío toda mi fuerza.


Empezamos un nuevo curso. Yo personalmente lo enfoco con tranquilidad, trabajando y siguiendo la rehabilitación de un brazo que tanto necesito y que empieza a reaccionar, con la ilusión y esperanza que muy pronto podré volver a disfrutar de las cosas que me hacen tan feliz y que ahora no puedo hacer. Me he dado cuenta de que soy privilegiada por estar rodeada de personas maravillosas que me cuidan, me quieren y me acompañan, que me hacen sentirme más fuerte. También me siento muy afortunada al sentir que soy una persona que me apasionan muchas cosas diferentes y que este hecho me permite seguir creciendo a nivel personal y profesional hecho que me ayuda a leer las situaciones de manera más amplia.También estoy convencida de que esta caída no ha pasado por casualidad, que detrás de ella hay aprendizajes que hacer. 

Me preguntan si me volveré a subir a una bicicleta y mi respuesta es que cuento los días por volver a hacerlo...subir a la bicicleta supondrá volver a subirse completamente a la vida sin miedos. También volveré a correr, a nadar, a poder atarme los cordones de las bambas, a abrir la puerta de casa sin dificultad, a poder cortar la comida o abrir un bote de conservas...acciones tan superfluas en el día a día pero que se han convertido en mis retos diarios.

Buen inicio de curso para tod@s!  Mucha paciencia, pasión e ilusión!

jueves, 2 de julio de 2020

Post del Viernes: ¡Acabar siempre es volver a empezar!

Último post de este curso escolar. Un curso distinto, poco deseado para muchos, curiosamente reparador para otros...El tiempo nos ha otorgado nuevas oportunidades para parar y reencontrarnos con nosotros mismos pero también nos ha robado personas, oportunidades y proyectos que nos han hecho sufrir.

A nivel personal poco que aportar más a los últimos post anteriormente escritos. Esta crisis global causada por el Covid-19 nos ha tocado a todos directamente, a algunos les ha golpeado, a otros despertado. No sé si para bien o mal, pero seguro que no volveremos a ser iguales.

Muchos afirman que hemos descubierto que lo esencial es vivir, parece extraño ¿verdad? Me pregunto qué estábamos haciendo hasta ahora...

Durante estos meses hemos visto y sentido miedo y dolor pero también gratitud, solidaridad, paciencia y generosidad.  En las conversaciones se repite: ¿Qué pasará a partir de ahora? ¿Qué va a quedar de todo lo que hemos vivido? Deberemos esperar para averiguarlo. Es verdad que las crisis pueden crear nuevas oportunidades para las personas que estén más preparadas, aunque nadie se había preparado para lo que hemos vivido.

Yo apuesto por no utilizar toda la energía en pensar en lo que hemos vivido sino en mirar hacia adelante, poner las luces largas, desde una nueva realidad y también mentalidad. Seguir caminando, quien pueda con más firmeza, otros sintiendo más debilidad pero siempre hacia delante.

Este es mi último post, esperando poderlos retomar en el mes de septiembre. En unas semanas llegarán días para descansar Queda menos para poder coger vacaciones, muy esperadas y deseadas, ya que desde el mes de diciembre, se dice pronto, no he tenido ni un día "libre" para poder descansar y desconectar por el volumen de trabajo tan alto y por las numerosas horas de estudio,  investigación y preparación de conferencias y artículos. Para nada lo describo como algo negativo, ya que me siento una privilegiada de hacer tantas cosas que me nutren, me hacen aprender y tener experiencias que me posibilitan seguir creciendo. Este mes de julio me hace una ilusión especial participar el Stage de Triatlón de una de las mejores triatletas del mundo, Judith Corachán, hablando sobre la preparación mental y emocional en el triatlón y la larga distancia y ser una de las ponentes como experta en alta capacidad, desarrollo del talento y educación personalizada en el I Congreso Internacional Virtual Educa tus Emociones y Transforma el Aula, ¡donde ya hay más de 5000 personas apuntadas! Debates y conferencias de expertos de Hispanoamérica, España y Portugal se unirán para reflexionar sobre el futuro de la educación. Muy feliz de poder participar en este evento.


Desear un feliz verano a todos aquellos que pasan por este blog...esperando que cada uno pueda volver a recuperar la vida que desea para él y los suyos. Gracias por acompañarme un curso más. 

¡Felicidad, salud y buenos deseos para tod@s!

¡Feliz verano!


jueves, 25 de junio de 2020

Post del Viernes: Aprender a sobre (vivir)

Parece que las cosas van avanzando. Ha acabado el estado de alarma y con él muchas de las limitaciones de nuestras libertades. Ha finalizado un inusual y espero que irrepetible curso escolar para niños y padres. Ha acabado el no poder viajar libremente. Ha acabado la prohibición de visitar a tus seres queridos sin que sientas que haces algo incorrecto.
No sé si ya ha llegado el momento de evaluar esta primavera, sin duda una de las más extrañas y duras para nuestra humanidad. Sin hacerlo personalmente, me doy cuenta de que un grupo numeroso de personas se suman a la idea de que el ser humano ha aprendido muchísimo durante este periodo, otros piensan que no seremos capaces de modificar nada y prefieren pasar página lo más rápido posible. 

Hoy, más que evaluar un periodo tan difícil para casi todos, quiero compartir algunas percepciones u observaciones que he podido realizar durante estos meses. No sé si coincidirán con las de la mayoría, pero en este periodo de tiempo, más que nunca, cada uno ha "sobre (vivido)" lo mejor que ha podido según sus recursos personales y materiales se lo han permitido. Algunos de estas manifestaciones podrían describirse:

- El movimiento y el aprendizaje se convierten en imprescindibles para la evolución de nuestra especie.

- El miedo o la incertidumbre han impactado sobre nuestros sueños, en un momento que nos sentíamos poderosos e invencibles.

- Muchos han asumido su vulnerabilidad, otros han luchado para no aceptarla.

- Después de este periodo, algunos saldrán reforzados, otros más tocados o hundidos.

- Después de este periodo, algunas personas han decidido mirar hacia delante, otros siguen encerrados por los miedos que se han generado en su cabeza.

- Nuestros mayores han vuelto a demostrar la fortaleza mental que generaciones posteriores no seremos capaz de demostrar nunca.

- El ser humano ha demostrado empatía y generosidad, virtudes que nos han salvado a todos.

- Hemos descubierto que nada es blanco o negro y que a veces los grises son muy caros de poder mantener.

- El confort es la herramienta más destructiva que un ser humano puede elegir.

- Sentirse triste no es sentirse mal, es asumir que no siempre tenemos que estar animados. Cuando lo asumes, te liberas.

- Las personas distorsionan la realidad según sus creencias y valores.

- Saber focalizar nos hace sentir más centrados y seguros.

Poco más que decir.
Ojalá que esto no hubiese pasado,
ojalá no se vuelva a repetir,
ojalá esto nos haga más empáticos,
ojalá esto nos haga más libres,
ojalá...

Buen fin de semana para tod@s!