jueves, 17 de enero de 2019

El Post del Viernes: La presencia de una ausencia

El otro día escuchaba por la radio una entrevista que le hacían al periodista y escritor Sergi Pàmies sobre su último libro de cuentos:    "L´art de portar gavardina" (Cuadernos Crema), el que recomiendo por su sencillez y a la vez, por convertirse en un conjunto de historias que tocan el alma.

Mientras escuchaba las numerosas preguntas y respuestas  mi mente  se quedó enredada en una respuesta del autor: "a veces sentimos con mucha intensidad la presencia de una ausencia, de alguien que no está pero que sigue muy cerca y dentro de nosotros".

En ese momento dejé de escuchar el final de la entrevista pensando que yo era capaz de sentir esa intensidad, la presencia de algunas ausencias y me sentí emocionada y muy agradecida.  Sentir la presencia de alguien que ya no está (por muerte o por una distancia física) tiene que ver a echar a faltar,  sentir que "algo te falta", que ya no eres como lo eras antes. Sentir que alguna cosa dentro de ti ha cambiado y que se ha ido para siempre. Y es que no podemos negar que hay ausencias duras, que dañan y rasgan hasta muy adentro. Por eso creo que es una suerte y por ello me siento afortunada poder sentir una presencia de una ausencia que parece que siempre esté contigo, que no te abandona , que te acompaña cada minuto a veces sin darte cuenta, que te protege, que vive contigo los buenos y los no tan buenos momentos, que siempre está.

Esa presencia te hace sentirte menos solo, en otras ocasiones te hace recordar momentos que te gustaría volver a vivir, aunque sabes muy bien que ya no serían como antes. Y yo siento estas presencias desde la ausencia y me siento más fuerte, segura y feliz. Y lo expreso en plural porque son más de una. Inconscientemente sigo nutriéndome de ellas recordando todo lo que vivimos, todo lo que aprendí de y con ellas, todo lo que les echo a faltar...porque esto también te enseña porque aprendes a valorar, a relativizar. A veces estas presencias de ausencias hacen que te duela un poco el pecho del dolor que sientes,  la presión no deja que respires tan bien, otras veces pensar y sentir en ellas te hace respirar con más profundidad, con más serenidad porque sientes que vuelves a estar junto a él o ella y te sientes protegido. 

La presencia de la ausencia...yo quiero seguir sintiéndola...porque algún día nos volveremos a encontrar, y no podrá ser como antes, pero seguro que será muy especial.

Buen fin de semana de ausencias especiales para tod@s!


martes, 15 de enero de 2019

La Foto del Martes: Y es que el mundo progresa...

Y es que el mundo progresa...
 no por las preguntas sino por las buenas respuestas,
no por los deseos sino por los proyectos cumplidos,
no por las dudas sino por los problemas resueltos,
no por una mala palabra sino por la confiada hacia el otro,
no por los gadgets electrónicos sino por la inteligencia del ser humano,
no por la suerte sino por la constancia,
no por el olvido sino por el agradecimiento....
Y es que el mundo progresa...





jueves, 10 de enero de 2019

Post del Viernes: Lesivo para la personalidad

Y los días pasan y el año recién estrenado ya va cogiendo forma y ritmo. Mucho por hacer y yo esforzándome para conectar de nuevo con la máxima intensidad y profesionalidad, preparando con ilusión todo lo que genera mi puesto de trabajo y valorando nuevos proyectos personales, profesionales y deportivos que empiezo a visualizar para decidir si me sumo a ellos y preparar bien aquellos que ya he aceptado.

Me doy cuenta de lo importante que es para la salud mental y corporal evitar y hacer  desaparecer todo lo que sea lesivo para nuestra personalidad. Consiguiéndolo, obtienes mejoras inmediatas adquiriendo una sensación de liberación, donde todo se agiliza y parece que se hace más sencillo el día a día. Para ganar en consciencia sobre este aspecto, como lo hago a menudo, he recorrido a la técnica de escribir una lista personal para concretarlo, aprender a ser más prudente para alejarme o evitar "contaminaciones" y a la vez, ser consecuente con mis decisiones. Ahí va mi lista:

Lo que considero lesivo para mi personalidad...

- Perder tiempo en hacer cosas que piensas que no sirven para nada porque no son lo suficientemente significativas. 

- Comparar una persona con otra.

- Avanzarse a hechos incontrolables.

- Enjuiciar la vida personal o profesional de terceros.

- Hablar de lucha cuando hablas de una actividad que eliges.

- Mantener una competición con alguien diferente a ti mismo.

- Pretender ser alguien que no eres.

- Creer que no puedes sin intentarlo.

- No descansar por querer llegar a todo.

- Imponer o obligar (una idea, una decisión...).

- Decretar que todo el mundo tiene que involucrarse de la misma forma en los proyectos.

- Pre-juzgar sin saber el 100% de la información.

- Dictaminar desde la distancia.

- Sancionar o descartar algo para siempre.

- Considerar que todo lo pasado era mejor.

- Estar cerrada a nuevas experiencias por el miedo.

- Encasillar o dejarse encasillar por ideas preconcebidas, muchas de ellas equivocadas.

- No tener paciencia cuando es necesario.

Constatar para crecer, constatar para liberarse, constatar para disfrutar...

Buen fin de semana para tod@s cero lesivo!

lunes, 7 de enero de 2019

La Foto del Martes: Cambios sutiles

Cambios sutiles que nos ayudan a modificar,
sin prisa pero sin pausa,
desde muy adentro,
cambio de posicionamiento, 
cambio de intensidad.
Poder consignar los logros con la mayor precisión posible, 
constatando los avances y los retrocesos.
Cambios sutiles que nos hagan la vida más sencilla,
más humana,
más vida,
más....


¡Os deseo un buen trimestre a tod@s!

jueves, 3 de enero de 2019

Post del Viernes: NO todo empieza de nuevo....

Y es que NO TODO empieza de nuevo....y no lo hace porque yo opto por ello, porque hay muchas cosas que no quiero que finalicen.

Quizás esto del inicio del año nuevo se ha orientado desde un foco, desde mi punto de vista, algo erróneo. Hay dos momentos del año donde las personas tendemos a hacer una evaluación más profunda de nuestra vida. El primero se asocia al inicio del curso escolar, durante el mes de septiembre y el segundo al día 31 de diciembre. Podría haber un tercero conectado con el día del cumpleaños, pero su incidencia social es mucho menor.
Durante los últimos años estos momentos han perdido un poco de importancia en mi vida, se han descafeinado, ya que me he dado cuenta que muchas cosas acaban o empiezan en otros momentos del año y que parcelar tanto los momentos evaluativos ha dejado de ser efectivo.

Pero no puedo negar que el 31 de diciembre sigue siendo especial, creo que no sólo para mí sino para muchísima gente porque se genera una sensación general de que todo se acaba con el deseo de que cosas mejores están por llegar. ¿Quién no se ha propuesto alguna vez nuevos propósitos relacionados con estudiar un idioma, hacer más deporte, llevar una vida más saludable o atreverse a tirar hacia delante un proyecto? Todo estos sueños exponen la necesidad innata del ser humano para mejorar su existencia.

Pero ¿TODO TIENE QUE ACABAR? y este año más que nunca me he dado cuenta que NO. ¿Por qué empezar de cero y olvidar las cosas que van bien, que nos hacen felices, que hemos elegido en otros momentos que nos llenan, que son proyectos consolidados y no queremos dejar de hacer?

Mi día 31 fue un día de deporte, paseo, estudio, de compartir y de darse cuenta de todo lo que tengo y también de los proyectos que están por venir. Proyectos y objetivos que demandarán persistencia y trabajo, ilusión y confianza...porque la vida regala pero exige. También fue un día para valorar lo conseguido y poner conciencia a aquello que ha ido muy bien y también a aquello que es mejorable. Sin pesos, sin críticas destructivas o demasiado volátiles o optimistas. Evaluación para darse cuenta que la actitud, el trabajo y la ilusión  te acercan a lo que quizás crees que quieres y que el redefinir, el eliminar o el cambiar de dirección en algún momento es mucho más un acierto que un fracaso.
Así, para nada quiero que acabe poderme dedicar a la educación, tener relación con muchas personas a las que quiero y admiro, pasar tiempo haciendo deporte, paseando, leyendo, seguir viajando  a nuevas  ciudades y a otras que ya conozco pero a las que me gusta volver para disfrutar de su ambiente, su cultura y su gente...viviendo cada vez más desde el "yo" y evitando perder el tiempo con críticas destructivas hacia mi misma o hacia el comportamiento de terceros y quiero continuar realizándolo con exigencia y compromiso.

Así, desde esta perspectiva y visión, he cerrado el año 2018 http://lopeziglesiasiolanda.blogspot.com/2018/12/el-post-del-viernes-y-esto-se-acaba.html para dar la bienvenida al nuevo y deseado 2019...espero que cada uno  oriente sus cambios como crea oportuno y pido para todos salud constatando que si queremos nuevas cosas hay que atreverse a evaluar qué tenemos y hacemos y arriesgarnos a abrir nuevos caminos si así lo sentimos.

Feliz Año Nuevo para tod@s!