miércoles, 25 de marzo de 2015

New Post: Un día duro para ser una simple maestra

Enseñar no es sencillo, es todo un desafío. No se puede enseñar todo a todos ni de cualquier modo. La enseñanza es un compromiso y una responsabilidad, facilita la adquisión de aprendizajes para la vida (conocimientos, competencias y valores) y sobre todo de valores que permitirán a los alumnos vivir en sociedad. Enseñar es una tarea que debe permitir formar a las nuevas generaciones de la mejor forma posible.

Hoy ha sido un día duro, muy duro para ser una maestra. Me gusta mi trabajo, me apasiona, me encanta enseñar y aprender con mis alumnos...aunque no siempre es fácil. Hoy no lo ha sido, se ha convertido en uno de esos días en los que no te ves con fuerza para encararte al grupo y compartir con ellos y menos si es para transmitirles una mala noticia.

A todos nos ha golpeado la noticia del accidente de avión donde han perdido la vida 150 personas. Nos ha impactado por la crueldad de la situación, por todas las preguntas que están sin responder, por la dureza de los hechos…pero a mi grupo le ha tocado de una forma muy especial. Una niña de la que soy tutora ha perdido a su padre en el accidente. ¿Qué decir sobre ello? He notificado la noticia al grupo, he visto sus caras de tristeza, de asombro, de poder entender muy poco y de rápidamente buscar el por qué…y hoy, yo no tenía respuestas como normalmente las tengo. ¡Qué fácil es explicar matemáticas, ciencias o inglés…y qué difícil es explicar una situación como esta!

Hoy más que nunca el grupo se ha hecho más grupo, más fuerte, más maduro…y yo un poco más pequeña.
Quiero que este sea mi tributo a todas las familias que han perdido a algún familiar, me sumo a su dolor, con respeto, con mucho respeto y especialmente a la familia de mi alumna, ¡por Dios! cómo lo deben estar pasando.

Mañana será otro día, donde volveré a sentirme profesora, con ganas de enseñar, como siempre y explicarles de nuevo que la vida es maravillosa, hoy prefiero dejarlo aquí.

1 comentario:

  1. És d'aquelles notícies que ningú no vol donar... Ànims!!!

    ResponderEliminar