jueves, 29 de diciembre de 2016

Post del Viernes: Cuando NO le pides nada al 2017...

Hace pocos días Facebook me recordaba el post que escribí pocos días antes de que acabase el 2015, ahora hace un año. En él le pedía al año que empezaba sólo dos cosas: Salud y Tiempo.
Sigo pensando y, me alegro de hacerlo, que siguen siendo mis dos grandes deseos y los volvería a pedir una y otra vez.
Pero este año los deseos quedan en segundo plano porque siento que no le puedo pedir nada al año 2017 porque todo llegará si estoy en camino, en movimiento, si trabajo en la dirección que marca mi interior, si soy capaz de seguir alineando lo que pienso, digo y hago.

Siento que cada día es una VIDA porque tiene un inicio y un final. Empieza el día y algo se mueve en nuestro interior y nos guía si somos capaces de escucharlo. Estos últimos meses viviendo muy lejos de casa y de los míos y no siempre con una vida confortable pero sí elegida y disfrutada, he podido acercarme mucho más a lo que SOY y a lo que PIENSO y...

- He comprendido que no tengo que hacer nada para ser algo porque ya SOY sin hacer, sin demostrar, sin esperar, porque si se busca la aprobación de los demás la vida se vive con un intruso en tu propio cuerpo y mente.
- He intentado cerrar puertas que no me llevaban a nada, entendiendo que abrir una puerta nueva antes de cerrar la anterior no te lleva a ningún lugar.
- Sigo aprendiendo a no dejarme llevar por la impaciencia porque el aprendizaje sólo empieza cuando deja de ser un objetivo. 
- He comprendido que la disciplina es la única que me permite seguir al conocimiento y no moverme únicamente por la emoción, porque la libertad sólo te la da el conocimiento no los impulsos.
- Siento que sólo existe el presente y que es un error instalarse en el pasado o el futuro.
- He experimentado lo importante que es no perder el equilibrio para evitar la confusión.
- He aprendido que  tengo el derecho de renunciar o rechazar todo aquello que no me haga avanzar y evolucionar.
- He descubierto que cuando no esperas con ansiedad todo acaba llegando.
- Siento que cuanto más leo, estudio, investigo...menos sé y me encanta porque me anima a seguir haciéndolo.
- Sé que suficiente es suficiente, que el equilibrio se encuentra en lo que damos y recibimos.
- He entendido que hay que aprender a descentrarse, salir de uno mismo, para ver mucho más.
- Siento que somos nuestras palabras así que es necesario sólo decir las necesarias.

Así que este 2017 se transforma en un largo camino de 365 días. Para disfrutarlo sólo deberé recorrerlo no sólo acabarlo. Así que toca empezar y vivirlo, dar pasos siempre hacia delante, (porque un paso adelante y otro hacia atrás no suman nunca dos pasos).
Da igual perder velocidad si ganamos en intensidad, en constancia y serenidad huyendo de la indiferencia.

Por eso 2017 no te pido nada sino que te prometo que intentaré no parar de investigar (a nivel personal y profesional), de ser cada vez más minimalista y de saber aceptar todo lo que está por llegar con respeto y mucha confianza porque eso es vivir ...

Desear para todos SALUD, TIEMPO y APRENDIZAJES que nos hagan más sabios y personas  más sencillas.
Feliz Año Nuevo -Feliç Any Nou- Happy New Year
a tod@s los que pasáis por este blog!

No hay comentarios:

Publicar un comentario